Salvador Simó: “un animador es un actor con lápiz”

Salvador Simó: “un animador es un actor con lápiz”

Salvador Simó: “un animador es un actor con lápiz”

Salvador Simó, director de Tikis & Mikis, ha impartido el martes 13 de mayo una interesante masterclass en L’Idem Barcelona, en el marco del festival Non Stop Barcelona Animació.

De forma amena y con muchos ejemplos visuales, ha reflexionado sobre el mundo de la animación a partir de de su experiencia profesional, de más de 20 años, en destacadas compañías nacionales e internacionales como Disney, “la mejor escuela para aprender a trabajar diseños tridimensionales”.

salvado simó l'idem barcelona animación

“La animación y el cine son lo mismo, lo único que cambia es la técnica”

Estudiando Dirección de Cine, se dio cuenta que “la animación y el cine son lo mismo, lo único que cambia es la técnica, lo único que cambia es que un animador es un actor con un lápiz“.

Hay que entender la acción. Conducir la mirada del espectador porque si no se cansa y la historia no funciona. El animador tiene que ser un poco director de la escena, teniendo en cuenta que la escena es una parte de un proyecto mucho más grande. Los planos funcionan dentro de un contexto, no como unidades solas”.

“Hay que contar historias y dejarnos de tantos efectos especiales”

Durante la masterclass, Salvador ha insistido mucho en que “todo lo que ocurre en un plano es importante“. Los animadores muchas veces buscan el plano espectacular lleno de efectos especiales y se olvidan de lo importante: contar una historia.

“Si el único recurso que tenéis de vuestro plano es que es guay, no pasará a la historia. Cuando hacemos animación, nos dejamos llevar por efectos especiales, por cosas sin contenido y es muy triste. Tenemos que intentar encontrar dentro de nosotros mismos que es lo que podemos explicar, todos hemos tenido experiencias tristes: primer beso, corazón roto… algo que hace empatizar al espectador. El cine no es nada más que emociones en movimiento“.

alumnos escuchando Salvador Simó en L'Idem Barcelona

Lo emocionante de ser animador es que hay mucho para aprender”

“En animación hay tanto por aprender, que el día que lleguemos a aprenderlo todo, será un día muy triste”.

Él no ha parado de asistir a clases, conferencias y leer libros desde que en los años 90 dejó Derecho. Dibujo, layout e intercalación en American Animation Institute, Dirección de Cine en CECC, clases de modelo en Disney  París… es el eterno aprendiz.

“La perserverancia es más importante que el talento”

Su primer trabajo como animador fue en Pegbar, haciendo fotocopias y pintando acetatos. A los 6 meses le dijeron: “Mira Salva, creo que deberías dedicarte a otra cosa, no sirves para dibujar”. Un comentario que le sirvió para ponerse las pilas y pensar “ahora sí que voy a dibujar”.

24 años después, ha recorrido varios países y ha trabajado en  Disney Studios (USA), MPC (Londres) o The Monk Studio (Bangkok).

“A veces es más ser perseverante que tener talento”.

No Comments

Comments are closed.