Laura Martos, prácticas de diseño gráfico en Estudi Muto

Laura Martos, prácticas de diseño gráfico en Estudi Muto

Laura Martos, prácticas de diseño gráfico en Estudi Muto

A punto de graduarse, Laura Martos, alumna de 3º de diseño gráfico de L’Idem Barcelona, está realizando prácticas en Estudi Muto de Barcelona. Un espacio gráfico multidisciplinar (ilustración, branding, diseño web, vídeo) creado en 2011 por Christian Iranzo y Josep Ramon Canellas, que apuesta por un diseño limpio, funcional y muy efectivo a nivel comunicativo.

Laura siempre mostró interés por la cultura visual (fotografía, dibujo, pintura) y empezó a estudiar diseño gráfico con la idea de hacer cosas bonitas. En estos cuatro años en la escuela “he comprobado que diseñar es mucho más, es comunicar y resolver problemas de diálogo visual, y esto es lo que me ha motivado a seguir estudiando con ilusión y lo que hace que encuentre esta profesión aún más interesante”.

Encontró referencias de L’Idem Barcelona por Internet y decidió acercarse a la escuela para informarse. “Me sorprendieron las instalaciones, con una distribución más parecida a un espacio laboral que a una escuela superior, y al tener una reunión con los directores encontré interesante que el primer año hiciéramos asignaturas básicas tanto de comunicación audiovisual como de animación y diseño gráfico, para probar un poco de todo y así luego especializarnos en el área en la que nos sintiésemos más cómodos. También me gustó la idea que cada cierto tiempo pudiésemos ir a L’Idem Perpignan y poder hacer trabajos conjuntos con los alumnos de Francia y que ellos a su vez viniesen a Barcelona”.

¿Cómo definirías tus prácticas en Estudi Muto?

Satisfactorias. Aprendo día a día cómo llevar a cabo diferentes proyectos de distintos sectores del diseño gráfico, tanto a nivel técnico de software como a nivel creativo.

En los proyectos más creativos trabajamos conjuntamente. Cada uno hace sus propuestas, las trabaja y luego las ponemos en común para aportar nuevas ideas o ayudar a reforzar un concepto a nivel técnico. Esto parece algo obvio y evidente en un estudio/agencia de diseño, pero en mi corta experiencia laboral hasta ahora he podido comprobar que no siempre se hace y creo que es algo importante e imprescindible para compartir ideas; es un proceso que enriquece el proyecto y lo refuerza.

¿Qué es lo positivo de trabajar en un estudio pequeño?

Una de las ventajas es que hay mayor comunicación entre nosotros. Es una relación más cercana, no hay que pasar por intermediarios y la información y opinión es directa, lo que te da una idea de su manera de trabajar, de pensar, etc. Además, cuando surge una duda se puede atender inmediatamente.

muto gif

¿Tienes libertad creativa?

Depende del encargo. Christian y Josep Ramon son partidarios de dejar libertad creativa, dicen que siempre se está a tiempo de ser menos atrevidos o “locos”. Aunque hay muchos proyectos como el de la revista “La Corbella” en los que lógicamente tengo que seguir el estilo marcado para mantener una coherencia, aunque siempre puedo hacer un tratamiento diferente a alguna página de contenido.

¿Qué tareas haces? ¿Con cuáles disfrutas más?

Desde preparar las artes finales de diseños que se habían creado antes que yo empezara las prácticas hasta maquetar una revista, pasando por adaptar un diseño en diferentes formatos y soportes, logos, trípticos, etc. Como aún estoy aprendiendo, todas las tareas las hago conjuntamente con Christian y Josep Ramon, así cada uno puede aportar sus soluciones para un diseño.
Disfruto más haciendo propuestas de logo y de diseño de producto, packaging lo he tocado poco porque el proyecto requiere un proceso largo.

Proyectos en los que has trabajado

He diseñado los diplomas, las invitaciones y los vales para los ganadores del concurso Tísner para Plataforma per la Llengua, también he diseñado trípticos para una empresa que se dedica a storytelling para anuncios y publicidad. Actualmente estoy maquetando la revista La Corbella y, paralelamente, estamos trabajando conjuntamente en propuestas de dos logos, uno para una marca de medicina natural y otro para un freelance del sector del marketing.

¿Qué es lo que te está siendo de más utilidad de lo aprendido en la escuela para tus prácticas?

Realmente la escuela y la vida laboral son muy diferentes, pero lo más útil de lo que he aprendido, aunque parezca simple, es es no perder el hábito de coger una hoja en blanco y empezar a volcar ideas, lo que se llama un brainstorming y luego relacionar cada idea y ver cómo poder conceptualizar el trabajo.

Éste es tu último curso en L’Idem Barcelona. ¿Cómo calificarías estos cuatro años?

En estos cuatro años he aprendido muchísimo y he podido notar una gran diferencia del primer curso hasta ahora. Actualmente me fijo todos los detalles y elementos visuales que puedo y que quizás antes pasaban desapercibidos para mi vista. En este tiempo he ido entrenando mis ojos y he entendido que ver cómo otros resuelven los problemas gráficos puede ayudar en un futuro proyecto.
Algo también positivo de estudiar en L’Idem Barcelona es que he tenido la oportunidad de tener compañeros franceses en el segundo y tercer año, y ver que tienen diferentes maneras de enfocar cada trabajo.

¿Cuál va a ser tu próximo paso una vez obtengas el título?

Mi idea es coger más experiencia laboral en el campo del diseño y, paralelamente, especializarme en branding y packaging, ya que son dos modalidades que me apasionan. Y nunca dejar de aprender.

No Comments

Comments are closed.